Beats por minuto

“You better run,

You better do what you can”

Michael Jackson

Hoy he salido a correr y me he puesto una playlist que se titulaba “Relax y Serenidad“. Canciones sencillas, lindas melodías, voces cálidas. Disfrutona, para rodar y rodar. Porque a veces suelo pensar que en el loco mundo del running sólo tenemos oídos para el rock duro más cañero o para el chunda-chunda (porque si se escucha también eso del reguetón o el trap, escapa a mi conocimiento). Muchos beats por minuto para darle caña a las patitas.

Pues eso es algo que no entiendo. Conocí una vez a un corredor que me contaba que él no salía a entrenar si no podía ir escuchando un disco de los Rammstein. Siempre me pregunté a qué velocidad entrenaría aquel tío. Yo me pongo “Links 2 3 4” y ya me canso sólo con escuchar el estribillo.

Y no me entendáis mal, no me parece mal que me larguen en una carrera con los primeros acordes de “Thunderstruck“, de AC/DC; o de “Highway to Hell“, de AC/DC, o de “Back in Black“, de AC/DC; o de “You Shook Me All Night Long“, de AC/DC. Bueno, a lo mejor sí que me cansa que estemos explotando tanto a AC/DC. Si hasta a mí, en la salida del maratón de Nueva York de 2014 me dieron la salida con el “Safe in New York City“, de AC/DC, en vez de con el tema de “New York, New York” de Sinatra que, por cierto, ni era de Nueva York ni la canción era suya.

Pero no me entendáis mal, yo he vivido el metal toda la vida. En el instituto, no debatíamos si Nietzsche o Schopenhauer, discutíamos si era mejor guitarrista Ritchie Blackmore o Michael Schenker. Pero a diferencia de los filósofos, a los que al menos he visto hacer un poco de deporte jugando al fútbol (¿o era en un sketch de los Monty Python?), yo no he visto a los hermanos Young corriendo. Es más, en lo único que se parece Angus Young a un corredor es en que es flaquito y va en pantalones cortos.

Pero insisto, no me entendáis mal, el rock siempre ha formado parte de mi vida. Yo he llevado Yumas, pantalones Jesus de pitillo y una cazadora con chapitas de AC/DC (oh, wait!), Obús y Barón Rojo (mucho antes de que el Sherpa se “convirtiese” a Vox o Armando de Castro participara en “First Dates“). Pero entrenando no le digo no al sonido suave de un piano en vez de al rasgueo de una Fender Stratocaster.

Y no me entendáis mal, no me disgusta el heavy, yo he tenido colgado en la pared un póster de un disco de Panzer con la imagen de la abuela rockera haciendo la peineta al personal (junto a otro de Linda Evangelista, pero eso es otro tema). Así que para finalizar sólo quiero decir que hay tiempo para todo: para pop, para rock, para rap y hasta para entrenar sin música.

Y no me entendáis mal, pero la culpa de que dejara de interesarme el heavy la tuvo Eddie Van Halen… ¿por qué narices tuvo que tocar el solo de guitarra en aquella canción de Michael Jackson? ¿Cómo se llamaba? ¡Ah, sí, “Beat It“!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .