VIII Carrera Norte Sur, la Carrera de Madrid (2016)

carreranortesur2016
VIII Carrera Norte-Sur

Tras la Liberty, le había prometido a mi sobrino que correríamos la carrera Norte-Sur. Primero porque dejaban correr a menores (aunque sin categoría junior) y segundo porque el trazado es muy rápido y podíamos intentar bajar de esos 45 minutos. Sin embargo hace dos domingos me tronché el tobillo y desde entonces he salido a correr muy poco y vigilando mucho dónde poner los pies no fuéramos a liarla más parda aún, por lo que tampoco las tenía todas conmigo. Pero bueno, al final decidí que la correría y pasamos por caja: 15 euritos por cabeza (nos vamos acercando al palo de la San Silvestre) a cambio de una camiseta (chula) y la promesa de una buena marca. Parece además que la operación de marketing de los organizadores ha funcionado porque he leído que por allí nos juntamos 8.000 corredores el domingo por la mañana. Y no lo pongo en duda. Éramos muchos, tal vez demasiados, y corriendo a veces por calles que no daban más de sí.

En cualquier caso nosotros dos nos colocamos en el cajón correcto, cosa que no podemos decir de muchos que salieron delante de nosotros, y poco a poco nos fuimos haciendo un hueco en el pelotón. Coincidimos un tiempo con el globo de 45′ e incluso hubo un momento en que casi se nos va porque la liebre hizo parciales de hasta 4’10” el kilómetro… los cronometré, sí. Y yo tampoco me notaba a gusto corriendo: agobiado con tanta gente, cuidando de no trastabillarme y esguinzarme el tobillo otra vez y también habiendo comido bastante mal el día anterior.

En el kilómetro 5 o por ahí la liebre bajó el pistón y sin embargo mi sobrino y yo mantuvimos el ritmo constante por lo que le tomamos algunos metros de ventaja. Pasamos de largo el puente de Eduardo Dato y me alegré porque en 2013 me partió un poco el ritmo. Pasamos por la Plaza de Colón, donde había bandas de música militares que estaban celebrando algo (aunque creo que no era el fútbol porque me habría enterado en la ofi), y gestionamos bastante bien la subida de Cibeles a la Puerta de Alcalá que también nos sirvió para comprobar que nuestra ventaja sobre el globo de 45′ se había ampliado. De ahí a la meta quedaba kilómetro y medio y salvo desgracia cumpliríamos con el objetivo. Moisés a veces me hacía la goma, pero se recuperaba en seguida y me alcanzaba. Llegamos a la Cuesta de Moyano, donde en 2013 estaba la meta, pero la pasamos de largo pues al quitar el tramo de Eduardo Dato han tenido que alargar la carrera por el Paseo del Prado. Y ya en la recta final le dije a mi sobrino que si tenía fuerzas que tirara pues veía que el marcador electrónico de meta estaba en 43′ bajos. Al final él pasó bajo el arco un par de segundos antes que yo, que lo hice justo cuando el electrónico marcaba 44:00. Objetivo cumplido.

Tiempo neto: 43:26 para mí y 43:24 para mi sobrino. Eso son tres minutos menos que en la Liberty de hace un mes y probablemente mi límite. No creo que en estos momentos, con mi peso y mi estado de forma, pueda ayudar ya a mi sobrino a mejorar. Y si lo hace será, tendrá que ser, dejándome atrás.

Aunque eso será la próxima temporada 😉

Anuncios

Un comentario en “VIII Carrera Norte Sur, la Carrera de Madrid (2016)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s