XXXV Trofeo Akiles (2015)

35º Trofeo Akiles
35º Trofeo Akiles

A estas alturas de la película he de reconocer que jamás había corrido en la Casa de Campo, ni siquiera para emular a aquel inolvidable personaje de Tony Leblanc, “Kid Tarao”, que se pasaba el día entrenando «del gimnasio a la Casa de Campo y de la Casa de Campo al gimnasio». Tampoco nunca tuve necesidad, pues viviendo en la zona este de Madrid siempre he tenido suficientes zonas verdes al lado de casa como para no tener que desplazarme en busca de espacio para una tirada larga. Es evidente que he pasado unas cuantas veces corriendo por allí en la “Maratón de Madrid”, e incluso recuerdo que aquel “Maratón del Milenio” de 2001 tuvo su meta allí. Pero nunca había participado en una carrera que se desarrollase íntegramente dentro de la Casa de Campo. Así que ya iba siendo hora de quitarme esa espinita y qué mejor forma que corriendo los 10K del “Trofeo Akiles” que ha cumplido este año su 35ª edición (tan sólo una menos que Canillejas, que tiene a bien presumir de ser una de las más veteranas).

La experiencia ha sido muy agradable. ¡Cómo no va a serlo correr por el principal “pulmón” de Madrid! Además es una carrera sin masificar: 1.100 llegados a meta. Por mí, perfecto; prefiero correr a gusto en una carrera con una participación modesta que sufrir y correr apretujado en, por ejemplo, la “Carrera de las Empresas” que coincidió ese mismo día y atrajo nada menos que a 14.000 corredores. Además que las hechuras de las carreteras que cruzan la Casa de Campo no están hechas para absorber carreras multitudinarias.

A las 10 de la mañana, puntual, con bastante fresco, se dio la salida de la carrera de 10 kilómetros. Por la estrechez de la calzada tardé un poquito en pasar bajo el arco de salida, pero fueron poco más de 30 segundos y con un par de zigzags enseguida pude encontrar mi ritmo en el pelotón. A la carrera venía muy bajo de forma, era consciente de ello, pero tampoco pensaba ir más allá de mis límites, aunque sí bajar de 50 minutos.

Había visto un poco el recorrido el día anterior y sabía que había algo de subida del km. 2 al 4, pero la verdad es que esos dos kilómetro de cuestas me pillaron por sorpresa. Había hecho los dos primeros kms. muy suaves y tampoco podía meter la reductora y subir al tran-tran porque lo pagaría en tiempo, así que tenía que apretar los dientes y tratar de no superar los 5 minutos por kilómetro aún en los tramos más inclinados. Y lo conseguí. Pero lo pagué. Me quedé algo desfondado para el resto de la carrera. Además es una competición a la que la gente llega muy bien de forma y a pesar de mantenerme en ritmos de 4 minutos y pico durante todo el recorrido me fue pasando mucha gente desde el kilómetro 6-7… ¡pero como balas! Del kilómetro 8 al 9 lo pasé fatal, es un tramo de falso llano, una subidita suave y se me atragantó. Sin embargo, a pesar de no andar mejor de sensaciones, el último kilómetro fue el más rápido por mi cronómetro (seis segundos más rápido que el kilómetro 6 que fue todo en bajada: raro, raro).

Al final crucé la meta en 46:41 (46:07, tiempo neto), una marca muy discreta y más si tenemos en cuenta que el GPS me dice que a la carrera le faltaban al menos 100 metros para llegar a los 10.000. Me lo creo. También “Perico” en su blog comenta lo mismo. Lamentablemente, todos los datos apuntan a que la carrera está mal medida y ya puede decir la Federación de Atletismo lo que quiera: que está homologada, que mide exactamente 10 kms.; que no es cierto. Por pura lógica el último kilómetro medía muchos metros menos que los demás.

La bolsa de avituallamiento al final fue bastante buena (siempre lo es cuando la proporciona Ahorramás) y la camiseta conmemorativa más fea que pegar a un padre (lo siento, pero las cosas como son).

En cualquier caso, el balance global es positivo, la carrera es un clásico y ya sólo por el entorno merece la pena correrla.

 

Anuncios

6 comentarios en “XXXV Trofeo Akiles (2015)

  1. Se ve hace que el sub 45 lo tienes tu mas a mano, asi que a por ello¡¡¡, sera bonito verte correr tan rapido. Lo de medir carreras que mal se les da a algunos…
    Un fuerte abrazo¡¡¡.

  2. Una pena que no tuviera los 10 exactos…pero bueno yo tambien me mosqueo por esas carreras mal medidas que encima dicen que mide lo que no mide y te tratan de convencer de ello¡¡¡.

  3. Estuve a punto de ir, pero era el cumpleaños de Unai y no era plan. Yo ya he corrido por la casa campo y me parece un sitio ideal.
    Poco a poco iras recuperando frescura y tiempos. Disfruta por ahora.

  4. Yo corri en el 2014 entonces la camiseta fue amarilla de manga larga y 42k chula chula….el recorrido como bien se dice la salida llama hasta llegar al segundo km que se complica la cosa y te rompe el ritmo se sufre bastante si te ha dejado tocado dichas rampas y luego una bajada larga que te da tiempo a recuperar sensaciones y tiempo luego se vuele a tramos de ligera subida y rectas largas que se atragantan de ida y de vuelta hasta la meta.
    Es un recorrido bonito donde se suma el asfalto con uno de los pulmones de Madrid.

    1. Completamente de acuerdo, Pedro. Este año no la correré pero es muy recomendable. Aunque creo recordar que me midió de menos,me hubiera gustado comprobarlo este año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s