Cualquier tiempo pasado… la hemeroteca

Una de las cosas que más me gustan, más que a un tonto una piruleta, es una hemeroteca. Las hemerotecas son unos inventos fantásticos que demuestran que si algo sobra en esta vida, son opiniones. Así la hemeroteca puede ofrecer hoy un estudio a favor de la cerveza respaldado por la comunidad científica y mañana otro en contra de la cerveza respaldado por otros científicos tan respetabilísimos como los que estaban a favor ayer. Sin inmutarse. Y en el mundo político se puede comprobar como un mismo individuo a lo largo de su vida pública puede estar a favor y en contra de la OTAN, el aborto, el servicio militar y hasta la misma democracia si me apuras. La hemeroteca es lo que tiene, que da para unas cuantas risas.

Mapoma 1978
Mapoma 1978

El mundo del running tampoco se resiste a la hemeroteca y así, buceando un poco en los orígenes del Maratón Popular de Madrid, he dado con unos artículos firmados por Juan Mora en El País en 1978 que son auténticas perlas.

El primero se titula “En ocho semanas puede prepararse una maratón popular” y propone dos planes para correr Mapoma: el intensivo y el de dieciséis entrenamientos. Los dos se basan en correr (lo que el autor llama trote continuo: nada de series, cuestas, rodajes tempo, trabajo de fuerza, técnica de carrera o entrenamiento cruzado) pero el segundo plan es especialmente peligroso pues propone situar en línea de salida a individuos habiendo salido a rodar únicamente un par de veces a la semana en los últimos 60 días. Claro, que no es algo que sorprenda después de haber leído su afirmación de que “cualquier persona que haya hecho o haga algo de deporte es apta para poder llegar a la meta“. Y añade sin pudor que en Barcelona ese mismo mes se ha celebrado un maratón en la que “un gran número de participantes, incluso mujeres, llegaron a la meta“.

El segundo artículo se titula “La maratón popular recorrerá el Madrid castizo“, y en la que aparte de ensalzar el recorrido y la posibilidad de que en la meta se celebre una kermesse, suelta frases como “la maratón es una carrera que no debe asustar por su distancia“, y argumenta “en la maratón de Boston tomaron parte este año 5.000 deportistas, entre los que se encontraron niños, mujeres, ancianos e incluso minusválidos, que hicieron el recorrido en silla de ruedas. Ha habido ediciones en los que personas con 87 años hicieron completo el recorrido“. Informa, eso sí, de que los inscritos correrán asegurados, pero para dejar las cosas claras apostilla “esto no quiere decir que correr una maratón encierre peligro, pero sí que no está de más el que todos corran con una seguridad en caso de cualquier caída o accidente fortuito“. Y nosotros tan preocupados ahora por las pruebas de esfuerzo y todas esas mariconadas.

El tercer artículo se titula “La maratón popular reunirá a mil concursantes“. Sí, has leído bien: concursantes. Yo no sé si es que la corrió Chicho Ibáñez o las azafatas del “1, 2, 3“, pero algo debe de haber. El caso es que tener 1.000 participantes en la salida suponía estar en la crème de la créme de las maratones europeas “superior a la que se dio el pasado año en Berlín y similar a la de Amsterdam” y por supuesto muy por encima de Barcelona, oiga (y no me llame centralista que me ofendo). Aunque nos quedara mucho para llegar todavía a cifras estratosféricas como los 5.000 de Nueva York. Pero bueno, para quitarle hierro al asunto, el señor Mora nos tranquiliza: “generalmente las maratones son concluidas por más de la mitad de las personas que toman la salida. El trazado elegido para la de Madrid no es duro“. Vaya, que terminen la mitad es un consuelo, ¿no? Y Madrid no es duro, no… es lo siguiente.

Y el cuarto artículo, en vísperas de la celebración de la carrera es el no va mas. Se titula “La elección de la ropa y el calzado, fundamental para terminar la maratón popular“. Yo recomendaría su lectura íntegra.  En él, los participantes se han quintuplicado… ¡en quince días! (debió ser a causa de los artículos de Don Juan, muy motivadores)… y se ofrecen una serie de consejos útiles para la carrera. A saber: no utilizar ninguna prenda de hilo sintético (o sea que las grandes marcas con sus prendas técnicas nos han estado vendiendo la moto y lo suyo es la camiseta de algodón de toda la vida); colocar tiritas en las zonas propensas a las rozaduras (se ve que todavía no existía la vaselina en España), echar alcohol en en interior de las zapatillas junto a polvos de talco (desconozco su utilidad, lo juro) y lo más increíble de todo no beber en carrera “si acaso, sólo en los últimos kilómetros. Si se bebe agua desde el principio, se crea en el cuerpo una mayor necesidad de ingerir líquidos. En caso de mucha fatiga, lo mejor es no tragar el agua o bien refrescarse con esponjas empapadas en agua, pero sólo ligeramente“. En definitiva, genial de principio a fin.

Y para terminar, os dejo un artículo de Julián García Candau en el mismo periódico que viene a resumir y a ensalzar lo sucedido en esa primera maratón popular de Madrid y sus 6.500 participantes, prueba que califica como “el hecho deportivo más importante que se ha producido en España“.  Se titula:

La Maratón madrileña, un éxito popular” El País, 23 de mayo de 1978.

Dedicado a todos los que estéis a punto de correr Mapoma este año, para que encontréis vuestra inspiración.

Anuncios

5 comentarios en “Cualquier tiempo pasado… la hemeroteca

  1. Impresionante los articulos referenciados en el post.

    Leerlos ha sido motivador para darme cuenta que estoy preparado para correr el maratón de Madrid. Yo y mi padre, que ha empezado a andar la semana pasada (para bajar peso), y mi vecino que, cuando era joven, corría 18 kms todos los días y lleva 30 sin hacer deporte…

    Eran otros tiempos en el periodismo y en el deporte.

    Un gran post recordando los comienzos del Maratón de Madrid

  2. Yo cada vez veo mas lejos mi primera maraton, pero hay que ver como hemos cambiado¡¡¡¡, al menos ya se sabe algo mas que antes, hay mas culturilla e internet seguro que ha ayudado a ello,
    Un abrazo Carlos¡¡¡.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s