Preparando un maratón: vol. 9

Mira las horas que son y yo acabo de darme cuenta de que no he contado nada de mis entrenos de la semana pasada. Tampoco es que sea importante, pero por si acaso alguien, o mi yo futuro, piensa en aquella vez que preparé un maratón con un plan de tres días por semana, pues bueno, que al menos no falte ningún capítulo.

Seré breve, tampoco es que haya esta semana como para escribir un libro.

De lunes a miércoles descanso, aunque eso con un peque de dos años en casa hay que relativizarlo. El jueves empiezo con mi tradicional tirada a ritmo sostenido pero voy un pasito más allá y rebajo a sólo uno los kilómetros de calentamiento y enfriamiento y los otros ocho los corro a ritmo tempo pero sin mirar el crono, por sensaciones, y salvo el primero, controlo todos por debajo de 4’40”, e incluso los tres últimos por debajo del 4’30”. Buen comienzo de semana.

El viernes iba a haber salido a correr pero soplaba una ventolera que parecía que íbamos a salir volando, así que me digo qué narices se te ha perdido a ti ahí fuera y me quedo en casa esperando a que acabe el vendaval.

El sábado entreno sí o sí a pesar de la lluvia y de algo de viento que todavía se resiste a dejarnos. En principio iba a sustituir las series por cambios de ritmo de un kilómetro (uno rápido, uno lento) pero he tenido problemas con el puñetero móvil y tuve que formatear el teléfono y la tarjeta de memoria. El caso es que me quedé sin música y reinstalé sólo las aplicaciones que más uso. Pero a Strava le ha dado por hacer el gamba y no consigo que me dé indicaciones de voz, así que hasta que no andaba ya por kilómetro y medio no me di cuenta de que no me hablaba y decidí que en vez de cambiar el ritmo en cada kilómetro lo haría en cada canción que sonara en la radio y eso hice: canción rápida, canción lenta, canción rápida, canción lenta. Y siempre rezando porque no le diera al de la emisora por pincharme el “Sultans of Swing” de los Dire Straits en Alchemy que dura lo menos 11 minutos. Al final 15,2 kms a un ritmo medio de 4’55″/km.

El domingo me levanto con muy poquitas ganas y con menos fuerzas para hacer la tirada larga. Hace sol, pero no calienta, sólo da luz. Decido que haré los 22 kilómetros que tocan, pero sin plantearme ningún ritmo. Dejo al canijo con los yayos y salgo a correr por San Blas, luego por Vicálvaro, luego rodeo Faunia, doy una vuelta cerca del Cerro Almodóvar pero no subo que hay mucho barro. Vuelvo por Valdebernardo, cotinúo por Moratalaz y por último regreso a San Blas. Al final 22 kilómetros en menos de dos horas y a un ritmo medio de 5’19”, mejor de lo que esperaba.

Resumen:

Kms. totales de la semana: 47,8
Kms. acumulados del plan: 365,9

Anuncios

2 comentarios en “Preparando un maratón: vol. 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s