Thermo Layer

Desde el principio de los tiempos supe que, para esto del correr, tenía un único enemigo. Sabía que no sería la pereza o el aburrimiento los que me podrían hacer abandonar el running, no. El único elemento que lo amenazaba era el invierno.

Porque yo odio el invierno, odio el frío, odio las bajas temperaturas. Y lo peor que es como suelo correr un maratón en primavera (en otoño sólo he corrido el Millennium Marathon Madrid en 2001), la mayor parte de los entrenamientos los tengo que hacer en esa horrorosa época del año, con un tiempo de perros. Y ya el colmo llegó el año pasado cuando me apunté al maratón de Barcelona que, en vez de en abril como el de Madrid, se celebra en pleno mes de marzo… por lo que tuve que empezar a entrenar en pleno noviembre y justo cuando empieza a hacer buen tiempo… se acabó.

Los primeros años corriendo fueron particularmente malos. Runner novato, bobo, con mucha ilusión sí, pero sin haber descubierto qué era eso de  las “camisetas técnicas”, que me sonaban a prendas de astronauta. Yo me ponía mis camisetas de algodón de toda la vida, y encima una sudadera también de algodón, y en los días más gélidos, para rematar, me cubría el cuello y las manos con la braga y los guantes de lana de la época de la mili. Y a la calle a correr. Pelaba un frío del copón.

A partir del Millennium Marathon, donde nos obsequiaron con una camiseta técnica de manga larga, ya descubrí lo que eran esos tejidos: poliéster. Pero bueno, al menos sacaban el sudor hacia el exterior. Probé también con los chubasqueros para no dejar pasar el viento, pero acababa empapado.

Así que nada, o me cocía o el viento me entraba por todos los lados.  Supongo que me di por vencido, hasta el punto de que en mi época invernal londinense corría simplemente en camiseta y pantalón corto. Había llegado a la convicción de que como iba a pasar frío de todas formas, al menos así iba más cómodo.

Al tiempo de volver a España, una tarde en el Primark de Torrejón de Ardoz, mientras mi mujer buscaba un regalo ya no recuerdo para quién yo me dediqué a curiosear por la tienda y descubrí que en la zona de hombre vendían unas camisetas de la marca Thermo Layer que tenían un aspecto lejanamente deportivo (no es precisamente al Primark a donde yo iría a comprarme ropa para correr), pero en la letra pequeña del envoltorio ponía que se ajustaba al cuerpo, que no dejaba pasar el frío y que echaba el sudor para afuera, y además tenían el cuello un poco alto para proteger la garganta del viento. Con todo ello, lo mejor es que valían 6 euros, así que me compré una, para probar.

Thermo Layer
Thermo Layer

El caso es que  a mí eso de camisetas que se me pegaran al cuerpo… como que no, como que siempre he pensado que la ropa debe servir para disimular michelines, no para marcarlos. Pero bueno, había decidido probarlas así que el primer día que tocó correr me la puse y por encima me coloqué otra de manga corta. ¡Y mano de santo! Jamás me había sentido tan abrigado y tan cómodo corriendo. Investigué por internet y encontré que ese tipo de prenda se llama base layer (capa base) y hay muchas marcas que las fabrican, pero vista la relación calidad/precio de las Thermo Layer salí pitando al Primark a comprar todas las que pudiese, pero ya sólo me pude hacer con una más porque la temporada estaba terminando. El año pasado volví a la tienda en busca de ellas, pero no las trajeron ni a Torrejón ni a la tienda del C.C. Islazul, así que me compré una camiseta térmica en el Sprinter, pero a pesar de costar el doble que la del Primark no le llegaba ni  a las costuras de los sobacos.

Por eso, este año tengo muchas expectativas puestas de nuevo este año en Primark. Así que desde aquí me gustaría hacer un llamamiento a todos los “marujas runners” como yo y si alguno las ve, o sabe dónde encontrarlas, no importa en qué estado estén, por favor que lo diga. Muchas gracias.

😉

Anuncios

6 comentarios en “Thermo Layer

  1. He probado la camiseta manga larga y si “pi pi cú cú”.. pero la verdad que con 0 grados prefiero correr en la cinta del gimnasio. Me gusta correr, pero no me gusta sufrir tanto! En esto también te admiro!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s