Maratones grandes y los malos humos

Quién no se ha cruzado nunca con una carrera popular y no ha oído aquello de “es que están corriendo una maratón”. Ya puede ser una legua, una sansilvestre, una carrera de 10 kilómetros, una media o un maratón (de los genuinos). Da igual, no trates de aclararlo. Para la gente, todos son “maratones”. Y, es más, cuando uno se identifica como corredor de maratones, siempre tendrá que hacer frente a una conversación como esta:

-Ah, pero, ¿que corres maratones? ¿Pero maratones de las grandes?
-Sí, hijo, sí. Maratones… de las grandes.

Como he dicho antes, no nos sorprende ya. Estamos acostumbrados a ello. Otra de las cosas que suele sorprender más a nuestro interlocutor es cuando les comentas que a las carreras te inscribes… ¡y pagas!  

-Ah, pero, ¿por correr se paga?

Además con ese tonillo que suele querer decir: “mira si serás tonto que pagas hasta para cansarte, que es lo único que vas a conseguir corriendo”. Y si ya les cuentas que has apoquinado más de 50 pavos por una maratón la cara es de “¡estás loco, tío!”.

Pero a ver, yo me pregunto y pregunto a la vez: ¿pero es que alguien con dos dedos de frente puede creer que durante una mañana un grupo de corredores  pueda cortar las calles de media ciudad, movilizar decenas de policías para regular el tráfico, tener preparada a protección civil para prevenir cualquier calamidad, servicios médicos de urgencia suficientes, brigadas de limpieza que adecenten de nuevo las calles… y que todo eso un ayuntamiento se lo vaya a poner gratis? ¿Qué se creen, que somos algo así como una manifestación y que sólo con dar cuenta a la Delegación del Gobierno de que vamos a correr ya vale? Pues no, señores, todo eso se paga, lo pagamos los corredores con nuestras inscripciones y por eso nos fastidian muchas veces las actitudes de otros ciudadanos que creen que la calle es suya porque “para eso pago mis impuestos”. Pues, me parece muy bien, pero nosotros también hemos pagado y también tenemos nuestros derechos, sobre todo a correr a gusto sin que, por ejemplo, un conductor cabreado se vuelva loco a tocar la bocina y nos grite y nos insulte. Porque sí, tú habrás pagado tu impuesto de circulación y seguramente te haya costado más del doble de lo que hemos pagado nosotros por correr la maratón, pero mientras que a ti te vale para ejercer “tus derechos” los 365 días del año lo que nosotros hemos pagado (proporcionalmente bastante más que tú, no lo olvidemos) sólo nos sirve para una mañana (por no añadir que gran parte de los corredores también somos conductores y, por descontado, ciudadanos que, como tales, hemos pagado tantos impuestos como tú o más… y ahora, súmale la inscripción).
 
Así que, la próxima vez que nos crucemos en tu camino un domingo por la mañana, déjanos correr “la maratón” en paz, aparca tu coche, anima y muestra un poco de respeto por los demás. Y quizá, si probaras a correr, el año que viene hasta podrías estar divirtiéndote y sufriendo, a partes iguales, con nosotros.

Anuncios

4 comentarios en “Maratones grandes y los malos humos

  1. Muy bueno, otra frase mas…..”correr es de cobardes”, “correr pa’ na’ que tontería”, “¿ que madrugas solo para correr? y muchas mas, ahora me apunto esa de “¿pagas para correr?”.
    Voy a empezar a escribir todas en una libreta….jeje.
    Por cierto, muy bueno Carlos.

  2. Totalmente de acuerdo, la estupidez humana no conoce límites.
    Pero aunque pueda estar equivocado, creo recordar que una vez una persona que trabajaba en el ayuntamiento de Madrid gasto del despliegue que ocasiona una carrera era a costa del presupuesto ” normal” municipal.Volveré a preguntar. Un saludo

    1. Claro, son a costa del presupuesto que lo contempla. En contabilidad pública es complicado asignar directamente unos ingresos a un gasto. De hecho, los servicios municipales se costean generalmente con “tasas” no con “precios” como en la empresa privada. Este tema daría para mucho y además es difícil de explicar, te lo dice un funcionario. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s