Carrera Liberty 2013. Crónica.

Debo ser el tío más dejado del mundo, pero aquí están, por fin, mis impresiones sobre una carrera… no sé cuánto tiempo después de haberla disputado. Mis disculpas.

Salida Liberty
Salida Liberty 2013, por garricar

Lo primero que tengo que decir es que ha sido mi primera carrera tras el maratón de Barcelona y que la he corrido en mucha mejor condición física… Aclaro: que la corrí sin estar bajo los efectos de los antiinflamatorios y sin molestias, y eso ya es mucho decir. El sentido de “en mucha mejor condición física” ya es mucho más discutible si consideramos que tras haberme dedicado en cuerpo y alma al descanso desde marzo, me presenté en línea de salida con unas onzas de más (la mayoría de chocolate, claro, y el resto pues de otras drogas blandas… como mi abdomen) y por tanto con los bordes más redondeados, perjudicando gravemente lo que es la aerodinámica.

Dicho esto, debo añadir que nunca había corrido antes la Liberty y creo que habría seguido en mi ignorancia de no haberse juntado tres factores: el primero que la corría un colega (en sentido literal, un compi de trabajo); el segundo que la corría un compañero de facultad de mi sufrida esposa y casi único seguidor de este blog (@tuchopalacios en Twitter: ¡gracias, Rober!) y qué mejor oportunidad para desvirtualizarlo (mi sufrida esposa no necesitaba hacerlo, obviamente, y aunque lo hubiera necesitado no lo habría conseguido porque se quedó tranquilamente en la cama); y tercero: ¡que costaba 8 euros! Aunque luego al inscribirse online existía un sobrecargo de 30 céntimos, que no hay que ser rata y eso, pero que no me mola que pase. A su favor debo decir que por ese precio nos dieron una carrera bien medida y una camiseta más para la colección, suficiente.

Día soleado, pero fresco. Ropero sencillo y organizado. En la salida vi a mi compi y a su hermano y cada uno con un objetivo bien distinto: uno con un ritmo más lento que el que yo buscaba y el otro demasiado rápido. Y también conocí a Roberto, al que toda la mañana estuve llamando Alberto (lo siento, Rober, ¡no me dejes de leer, por fa!), que tenía como objetivo los 50 minutos, que para 10 kilómetros estaba muy bien también para mí, dadas las circunstancias, así que decidimos ir juntos.

Nos colocamos con el resto de la marabunta y tardamos casi dos minutos para pasar por debajo del arco de salida. A partir de ahí, zapatilla y manta. De neumáticos las mismas Adidas del Maratón de Barcelona en su última competición porque se me jubilan y serán sustituidas por unas Adidas Glide 5 en breve (oleoleole). El trazado pica hacia abajo los dos primeros kilómetros, lo que aprovechamos para colocarnos en nuestro sitio en carrera, prácticamente adelantando todo el tiempo. Luego tira hacia arriba unos cinco kilómetros, en los que tratamos de no perder fuelle. Y de ahí otra vez hacia abajo hasta la meta con el combustible que quedara en la reserva y lo hicimos muy bien, salvo un repecho cabrón de poco más de 200 ó 300 metros a escasa distancia de la meta que fue el que se nos atragantó, nos fundió y los 50 minutos se nos fueron por poco más de 15 segundos (tiempo oficial 50:18 para mí, tiempo neto 48:39 minutos: mi pmp -peor marca personal-). Así que Albert… digo Roberto, muy contento por bajar de 50′ y yo con las prisas me despido corriendo para ir casa de los yayos que había dejado al peque con ellos.

Diez kilómetros completados que tengo que convertir a euros, como me propuse desde el inicio de este año, y que donaré a una causa benéfica. En este caso a www.eljardindemihospi.org (en forma de compra de camiseta) que ha construido una zona de juegos para niños enfermos en el Hospital de La Paz y necesita fondos para hacer lo mismo en el Hospital 12 de Octubre.

Nota: en este último hospital nació mi hijo y pasó los cien primeros días de su vida (gran parte de ellos en cuidados intensivos), así que todo lo que pueda hacer por ayudar siempre será poco.

 

Más vídeos en Antena3

Anuncios

13 comentarios en “Carrera Liberty 2013. Crónica.

  1. Lo primero, Luján un honor estar a tu lado como fiel seguidor del blog de Carlos. La culpa de ser seguidor fiel la tiene tu “sufrida esposa” que hizo que me enganchara. Y gracias a ti, ese día aprendí mucho, yo que solo corro para llevar la contraria los médicos.
    Y muchas gracias por hacerme personaje ( secundario eso si ) en este blog…..un orgullo.
    ¿ Para cuando la próxima ?……

    1. Gracias, Rober. La próxima pronto, que me he quedado con ganas de bajar los 50! A ver si Luján nos invita a una carrera allá por Buenos Aires… no estaría nada mal, ¿verdad?

      PD. Explica eso de correr para llevar la contraria al médico… non capisco!

      1. Yo me estoy entrenando para los 21k de Adidas en septiembre, obvio que más que invitados! De todas maneras vosotros seguramente correreís la maratón con su 42,195k! A esa espero llegar el año que viene! 😉

  2. Pues si nos vamos todos a Baires en septiembre, yo también me pongo a entrenar!!
    Quién dijo miedo…
    Qué día es exactamente, Lu?

    1. El tema es: lo acabo de averigüar, se corren los 21K el 8 de septiembre y los 42K el 13 de octubre. Tenemos 2 opciones: o corremos todos juntos 21, o yo corro 21 y cuando vengan a correr los 42 nosotras hacemos de hinchada! Qué opinan??!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s